La factura de la luz: Costes ocultos

En los últimos 6 años el precio de la electricidad ha subido un 70 %. Además del propio consumo de energía, transporte y distribución, en nuestra factura de la luz hemos estado pagando otros costes ocultos:

  • Primas al régimen especial, energías renovables: Durante muchos años el estado compraba energía generada por energías renovables a un precio más caro, que el precio de venta del kWh. Estas condiciones favorables, generaron inversión en este tipo de energías, permitiendo reducir la independencia energética del País. Actualmente se han eliminado estas primas.
  • Primas para el uso del carbón nacional: Ayudas para la utilización de carbón nacional para la generación de energía eléctrica. Es una prima para garantizar los puestos de trabajo del sector minero español.
  • Costes derivados de la moratoria nuclear: En 1984 se prohibió la construcción de nuevas centrales nucleares y se impidió la entrada en funcionamiento de cinco centrales ya construidas. Para compensar a estas empresas que habían realizado una inversión se fijó una indemnización de más de 4000 millones de euros y está previsto finalizar el pago en 2015.
  • Costes de transición a la competencia: En 1997 se produjo la liberalización del mercado eléctrico y el gobierno correspondiente, reconoció unos costes de transición al mercado competitivo que se cifraron en más de 9000 millones de euros. Parte de estos costes se han incluido en el déficit tarifario.
  • Pagos por capacidad: Se compensa a una serie de instalaciones para que estén disponibles a suministrar de energía eléctrica si la demanda de energía supera a la oferta del mercado. En los últimos cinco años se han destinado a tal fin 2500 millones de euros y se preveé que en los próximos diez años la cantidad supere los 10000 millones de euros.
  • Costes extrapeninsulares: Compensación económica por el sobrecoste que supone abastecer eléctricamente las islas. Suponen un gasto anual de 1800 millones de euro.
  • Déficit tarifario: Supuestamente el precio que cobran las eléctricas por la energía no es suficiente para cubrir sus costes. Por ello se genera un déficit, que es una deuda que el estado tiene con las eléctricas. Se origina por la decisión política, de contener el precio de la electricidad el IPC. Esta decisión ha ido generando una deuda cada vez más grande que supera el 3% del PIB.
  • Costes de Interrumpibilidad: Compensación económica a grandes empresas consumidoras de energía, para que estén dispuestas a interrumpir su suministro en caso de que sea necesario. Supone 700 millones de euros al año.

Para cualquier duda o pregunta acerca de este tema o de otros temas relacionados con la factura energética, la eficiencia energética o la energía en general, no dudéis en poneros en contacto con nosotros