Renovación de instalaciones térmicas

En ecubo ayudamos a nuestros clientes a reducir su gasto en calefacción y agua caliente sanitaria, haciendo un estudio de las demandas energéticas y proponiendo las calderas más adecuadas, tanto para particulares como para comunidades de vecinos con calefacción central. En esta propuesta incluimos un estudio económico en el que reflejamos el retorno de la inversión realizada y el ahorro obtenido mes a mes con la nueva tecnología instalada. Entre las instalaciones térmicas más eficientes se encuentran las calderas de biomasa y las caderas de condensación.

Para las comunidades de propietarios que dispongan de un sistema centralizado de calefacción y/o ACS, existe la posibilidad de financiar la renovación de la instalación con el ahorro, es decir, la instalación se pagará con el ahorro obtenido mes a mes, sin necesidad de realizar ningún desembolso económico.

Calderas de biomasa:

Las calderasde biomasa utilizan biocombustibles como fuente de energía, por tanto, son una fuente de energía renovable. Los biocombustibles más utilizados en calderas y estufas de biomasa son pellets y astilas. Lo más habitual es la utilización de pellets ya que se puede automatizar la alimentación a la cámara de combustión mediante un tornillo sin fin o un transporte neumático. En ecubo trabajamos con las mejores marcas del sector, garantizando así la mejor calidad y prestaciones, sin olvidar el diseño. Así mismo, le facilitamos su biocombustible en cualquier punto de Asturias.

Las ventajas de utilizar este tipo de instalaciones son:

  1. El biocombustible es más económico. Podemos conseguir ahorros de hasta un 70 % respecto a combustibles tradicionales como el gasoil o el propano.
  2. Independencia energética. En España disponemos de recursos para explotar esta energía sin depender del abastecimiento por parte de otros países.
  3. Energía limpia. No emite SO2 y el balance de emisiones de CO2 es nulo.

Calderas de condensación:

Los gases de combustión tienen una proporción de vapor de agua. Este agua es condensado por las calderas de condensación, lo que no ocurre en el resto de calderas. La energía obtenida en la condensación (calor latente del agua) es aprovechada para el agua caliente sanitaria y/o calefacción. Esto hace que las calderas de condensación sean mucho más eficientes que las estándar.

Entre sus principales ventajas se puede destacar:

  1. Ahorro económico. Permite que sus gastos en el consumo de gas se reduzcan hasta en un 50%. Este tipo de calderas tienen rendimientos superiores al 100%.

  2. Mejora el confort térmico. Las calderas de condensación son calderas modulantes, es decir, cuentan con un margen de regulación amplio, que permite regular la potencia a suministrar de manera que mantiene una estabilidad térmica en la vivienda. Así mismo, es posible a trabajar a bajas temperaturas en suelo radiante, aumentando los niveles de confort y reduciendo aún más el consumo energético.
  3. Mejor comportamiento ambiental. Se optimiza la combustión en la caldera gracias al intercambiador-condensador y al quemador de premezcla.  Se consigue minimizar la emisión de CO al mantener un equilibrio perfecto entre cantidad de combustible y comburente (oxígeno), reducir los NOX al reducir la temperatura de llama y reducir la emisión de CO2 al tener un rendimiento elevado y, por tanto, un menor consumo.

Si desea obtener más información o pedir un presupuesto para sus instalaciones, no dude en ponerse en contacto con nosotros.