¿Que significa ser consumidor directo de mercado?

La forma tradicional de adquirir la energía es a través de una comercializadora, que se encarga de comprar la energía al por mayor y revenderla al usuario final al por menor, incluyendo sus costes de operación y un margen comercial.

Sin embargo, existe otra figura llamada consumidor directo de mercado que consiste en acudir directamente al mercado mayorista para adquirir la energía, sin intermediarios.  Generalmente, la operativa en el mercado eléctrico es compleja, por lo que lo habitual es contratar los servicios de un representante, que se encargue de operar en nombre del cliente.

En la siguiente imagen se puede ver la diferencia entre la adquisición de la energía a través de una comercializadora o siendo consumidor directo de mercado.

¿Quién puede ser consumidor directo de mercado?

Cualquier entidad puede ser consumidor directo del mercado. Sin embargo, no para todas resulta ventajoso. Desde nuestra experiencia, sabemos que esta figura mejora los costes energéticos económicos para aquellas entidades, que bajo un mismo CIF, tengan un consumo de en torno a 1GWh/año, pudiendo haber excepciones con consumos inferiores o superiores.

¿Que requisitos son necesarios?

Para adquirir la figura de consumidor directo se hacen necesarias las siguientes condiciones:

  • Firmar un contrato y poder de representación con un agente de mercado. El proceso de alta como consumidor de mercado no es sencillo y tarda aproximadamente dos meses desde que se recibe el poder notarial.
  • Se deben de presentar unas garantías frente a operadores en forma de aval bancario, linea de crédito o bien un seguro de caución por una cuantía de dos mensualidades de gasto eléctrico.
  • La entidad deberá de tener la capacidad de gestionar un mayor número de facturas, ya que se recibirán directamente las facturas de los diferentes operadores.
  • El consumo eléctrico mínimo debe de ser aproximadamente de 85MWh al mes

¿Qué ventajas presenta esta forma de compra de energía?

Entre las principales ventajas que puede aportar ser consumidor directo de mercado a una entidad, podemos destacar las siguientes:

  • Ahorro económico directo: Desaparece el margen de la comercializadora y se eliminan una serie de tributos como son la aportación al fondo de eficiencia energética, la aportación al bono social y la tasa municipal, que es una tasa que deben pagar las comercializadoras por realizar una actividad de lucro en la vía pública. Este ahorro es de aproximadamente el 2.5%.
  • Ahorro económico indirecto: una óptima operativa en los diferentes mercados (diario, intradiario e intradiario continuo europeo) repercute en una reducción adicional del precio de la energía.
  • Transparencia: el consumidor directo está dado de alta con el operador de mercado (OMIE) y operador de sistema (Red Eléctrica Española), ambas entidades reguladas y que no se lucran con la facturación que emiten con respecto al mercado de energía eléctrica. En este sentido, la transparencia es absoluta. Además, en el caso de que las operaciones se realicen a través de un representante, las facturas llegan directamente al cliente.
  • No existe permanencia: no existen contratos de permanencia que vinculen al consumidor con la compra directa de energía, en cualquier momento pueden volver a adquirir energía a través de una comercializadora.
  • Robustez en precio fijo: la energía se adquiere en un período determinado a través de los operadores del mercado de futuros y no se puede romper el precio pactado
  • Mayor garantía de suministro: el corte de suministro eléctrico se puede llevar a cabo por orden de la comercializadora bajo un impago. Como consumidor directo se elimina esta posibilidad.
  • Servicio de representación: El servicio de representación se puede vincular al ahorro real de la entidad, por lo que el representante se encargará de que el cliente consiga el mayor ahorro posible, operando en los diferentes mercados existentes.

Si desea obtener más información acerca de este tema, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Puede hacerlo a través de este enlace, mandando un email a alainmora@ecubo.net o a través del teléfono 627 862 886.