Distribución de los gastos de calefacción

En comunidades de propietarios, es realmente importante la distribución de los gastos de calefacción entre las viviendas. Existen varios sistemas de distribución de estos gastos, que dependen del tipo de instalación existente en el edificio.

En viviendas construidas hace años, lo habitual es encontrarse con instalaciones en columna. Esto quiere decir que la distribución del calor se realiza en columnas verticales sin que exista una separación por viviendas, lo que supone un problema a la hora de repartir el gasto. La solución para este tipo de instalación son los repartidores de costes.

En viviendas de reciente construcción, la instalación es en anillo, de forma que todos los radiadadores de una misma vivienda están conectados entre sí y no con los de otra vivienda. En este caso, se instala un contador de energía a la entrada de la vivienda que permite conocer el consumo exacto de cada una.

 Repartidores de costes

repartidores de costes de calefacciónEstos distribuidores de los gastos de calefacción miden dos temperaturas: la de la superficie del radiador y la temperatura ambiente de la estancia. Si la diferencia de temperaturas es inferior a 5ºC, el medidor entiende que el radiador no está en funcionamiento. Además, se entiende que el radiador está funcionando cuando la temperatura de este supere los 40ºC en verano y los 29ºC en invierno.

Son unos dispositivos que se colocan en cada radiador de la vivienda (según la norma UNE-EN834) y permiten conocer el consumo de cada uno. De esta forma, cada vecino pagará por lo que consume. Son pequeños, fiables, no requieren realizar obra para su instalación y su lectura se realiza vía radio, de forma que no es necesario acceder a las viviendas.

Según estudios realizados por la Asociación Europea de Repartidores de Costes de Calefacción, se puede llegar a ahorrar hasta un 30% sólo por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de la calefacción. Este ahorro puede ser mayor si, a su vez, se complementa con la regulación mediante válvulas termostáticas.

Contadores de energía

contador de energía

En viviendas nuevas, la instalación de los radiadores suele ser en forma de anillo, por lo que la distribución del gasto de calefacción se realiza mediante un contador de energía a la entrada de la vivienda. Consta de un caudalimetro y dos sondas de temperatura, que miden la temperatura en la entrada y en el retorno. Son equipos más precisos que los repartidores de costes.