Beneficios del Certificado Energético

Desde el 1 de junio de 2013 es obligatoria la realización del certificado de eficiencia energética para la venta o alquiler del inmueble. Se trata de un documento en el que se indica la demanda energética y cómo de eficiente es el inmueble respecto a ésta, obteniéndose una calificación de la A, más eficiente, a la G, menos eficiente.

En la siguiente noticia podrás consultar las preguntas más frecuentes sobre la certificación energética: https://ovacen.com/certificado-energetico/

Pero, ¿cuáles son los beneficios de tener una buena calificación energética?

A pesar de que popularmente se vea como “un papel más”, obtener una buena calificación en el certificado te supondrá múltiples ventajas:

  • Reducción del consumo de energía: conocer las características energéticas de la vivienda permite resolver problemas como puede ser el uso innecesario de calefacción, lo que implica directamente el ahorro económico en las facturas de luz y combustible.
  • Revalorización de la vivienda: en los últimos años se le ha empezado a dar importancia a la calificación energética a la hora de comprar o alquilar. Tener una buena calificación aumentará la visibilidad de tu vivienda en el mercado inmobiliario.
  • Bonificaciones: desde el 2016, con el fin de fomentar la eficiencia energética, las ordenanzas fiscales de cada Ayuntamiento podrán establecer y regular una bonificación sobre la cuota íntegra del IBI urbano. Cuanto mayor sea la calificación, mayor será el descuento. El único requisito requerido es la presentación del certificado energético del inmueble.

Puedes consultar las bonificaciones en el Boletín Oficial del Estado referente a las Haciendas Locales y el IBI.

  • Respeto al medio ambiente: cuanto mayor es la calificación energética, menores serán las emisiones de CO2, haciendo un uso eficiente de las fuentes energéticas y disminuyendo la contaminación atmosférica. Se estima que las emisiones se reducen entre un 88 y 95% comparando una calificación A con una G.

Un ejemplo comparativo entre dos viviendas de Asturias:

 

 

Se puede observar que el ahorro en energía primaria es de 324.5 kW/ m2 año, es decir, un ahorro anual de 45.43 €/m2 teniendo en cuenta que el precio del kW en España ronda los 0.14 €; mientras que las emisiones se reducen en 68.7 kg CO2/ m2 año.

Actualmente en Asturias, la mayoría de inmuebles obtienen una calificación de E.