Repartidores de costes: contadores individuales de consumo

¿Que son los repartidores de costes de calefacción?

Son unos dispositivos, como el que se muestra en la imagen, que permiten saber lo que cada vecino consume, dentro de una comunidad con un sistema centralizado de calefacción y agua caliente. De esta manera, ningún vecino que tenga un consumo pequeño en calefacción pagará más por otro que consuma gran cantidad de energía. Cada vecino pagará por lo que realmente consume. Los repartidores de costes constan de una carcasa, dos sensores de temperatura, un dispositivo de cálculo, una pantalla, una fuente de alimentación, los elementos de instalación y un precinto. Este precinto tiene la misión de proteger la unidad contra manipulaciones no autorizadas. Sus características son:

  • Muy sencillos de instalar: no es necesario realizar obras
  • Pequeños y no alteran la estética de la estancia
  • Las lecturas de consumos se recogen por radio, no es necesario entrar a la vivienda para realizar la lectura.

¿Como funcionan?

Se coloca un repartidor de costes de calefacción en cada radiador de la vivienda. Se mide el consumo de cada radiador por diferencia de temperaturas. Miden la temperatura de la superficie del radiador y la temperatura ambiente de la habitación. La diferencia de temperaturas tiene que ser mayor de 4ºC, sino se entenderá que el radiador no está en funcionamiento. Y, además, sólo medirá cuando la temperatura en el radiador sea superior a 29ºC en invierno y a 40ºC en verano. De esta forma se evitan lecturas erróneas.

¿Es obligatoria su instalación?

Sí. Según lo dispuesto en la Directiva Europea de Eficiencia Energética 27/2012/UE, a partir del 31 de diciembre de 2016, todos los usuarios deben de disponer de contadores o repartidores de costes que permitan medir y liquidar los consumos de calefacción y agua caliente en función del consumo medido. Esto es aplicable sólo a aquellos edificios que dispongan de un sistema de calefacción y agua caliente centralizado.

Si esta normativa no se cumpliese, las sanciones aplicables ascienden a una multa de entre 1 001 a 10 000 euros.

¿En que me beneficia su instalación?

Además del claro beneficio de que nadie pague más de lo que le corresponde, estos dispositivos suponen un ahorro de energía. De hecho, el ahorro potencial de la instalación de los repartidores de coste, puede llegar a ser de hasta un 30%, tan sólo por la instalación de un sistema que permita la contabilización individual de los gastos de calefacción.

climatización eficienteSi este sistema de contabilización, lo complementamos con la posibilidad de regulación mediante válvulas termostáticas, el ahorro será mucho mayor. ¿Por qué? Estas válvulas permiten regular la temperatura de cada radiador (es decir, de cada estancia) y programar sus horarios de funcionamiento en función de nuestros hábitos de consumo.

¿Como será el recibo una vez instalados los repartidores de coste?

El recibo de calefacción de cada vecino constará de dos partes:

  • Término fijo: corresponde a los gastos fijos asociados al sistema de calefacción centralizado, repartido entre todos los vecinos. Se calcula como el 30% del total de los gastos de calefacción
  • Término variable: corresponde al gasto energético de cada vecino: la suma del consumo individual de cada radiador de la vivienda.

Os dejamos un par de enlaces a medios de comunicación acerca de noticias sobre estos repartidores de costes de calefacción:

Noticia sobre repartidores de costes en el país

Noticia sobre repartidores de costes en el mundo

Si tu comunidad tiene calefacción central, ponte en contacto con nosotros y te haremos un presupuesto sin compromiso.